6/10/09

La bella Egilona



Nos maravillamos de la invención de la "cava" para mengua de la nación española y dejamos en el olvido a Egilona y cuánto esta mujer ilustre llevó a cabo para resucitar a España y endulzar sus infortunios.

Pues a ella, hermosa viuda de don Rodrigo, debemos las favorables condiciones otorgadas por Abdelaziz Ibn Muza a Teodomiro. Abdelaziz, hecho walí, se desposó con ella en Sevilla sin exigirle la abjuración de su fe religiosa. Recibió de su esposo el nombre árabe de Omm Al Yssam, la de ricos collares, aunque cuentan las crónicas que la llamó también Zahra Ibn Isa, Flor hija de Isa (Jesús), Flor de la raza de Cristo.

Se dijo de su esposo, que traidor a la ley del Islam, había abrazado el cristianismo, y aun cuando jamás constó esto de un modo positivo, es lo cierto que por amor de Egilona, mostró a los cristianos tanto afecto y predilección, que nunca causó sorpresa el descontento de los suyos. Su violenta pasión por tan noble mujer, devota cristiana, que quizá iluminó su corazón y acentuó su generosidad, le causaron la muerte por orden del califa (cosido a lanzadas y decapitado).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.