4/11/09

Heroica respuesta


En la serie de conquistas que precedieron a la de Granada, los soldados de los Reyes Católicos realizaron hazañas sorprendentes, que dieron por resultado la rendición de poblaciones como Alorca, Coín y Marbella.

Luchábase en Coín. El capitán Pedro Ruiz de Alarcón abrió ancha brecha en uno de los muros de la ciudad y luego, arengando a su compañía, se precipitó por el boquete sin darse cuenta de que perdía el contacto con el resto del ejército.

Los moros, que vieron esto, le cerraron la retaguardia y se fueron contra él como lobos hambrientos. Al ver el ayudante del capitán que los enemigos les iban a cercar por todas partes, le gritó a su jefe:
- Señor don Pedro: ¡huid, que le cierran la salida!.

Le miró un instante el capitán y le contestó:
- Entré aquí para pelear; no para salir huyendo.

Y peleó, hasta que rodeado de moros y acribillado de heridas, exhaló el postrer suspiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.