4/6/09

La verdadera Ecología

Entiendo la verdadera Ecología como el respeto a la Naturaleza y a las formas de vida que en ella habitan, tanto animales como vegetales, pues es la misma, Creación de Dios, quien en su infinita sabiduría creó un mundo bello y perfecto el cual puso a disposición del Hombre. Está pues en nuestras manos el conservar y cuidar esas maravillas que Dios nos legó, como decía San Francisco: “la contemplación respetuosa y amorosa de la Naturaleza es un camino real de encuentro con el Señor”.

Hay que huir por tanto del falso e hipócrita Ecologismo y de los mismos ecologistas politizados que creen poseer el monopolio del amor por la Tierra, aquéllos que condenan por ejemplo que se pueda cazar a un lobo, o a un puma de California o que decenas de águilas mueran electrocutadas cada año en torres y cables de alta tensión, la matanza indiscriminada de focas en el Canadá, etc…etc…etc…pero no mueven un solo dedo y hacen oídos sordos a la matanza de seres humanos no nacidos, siendo estas criaturitas parte y esencia misma de la Naturaleza creada por Dios.

Son los mismos que critican la superpoblación y defienden las políticas de planificación familiar en el Tercer Mundo (y en el Primero y en el Segundo). Fue Michael Crichton quien dijo una vez: "He llegado a la conclusión de que la mayoría de los ‘principios’ ecologistas (tales como el desarrollo sostenible o el principio de precaución) tienen el efecto de preservar los privilegios económicos de Occidente y constituyen, por tanto, el imperialismo moderno respecto al mundo en vías de desarrollo. Son una manera sutil de decir: ‘Nos salimos con la nuestra y ahora no queremos que vosotros os salgáis con la vuestra, porque provocáis demasiada contaminación’".

Igualan el ser humano al resto de seres animados e inanimados, pero luego discriminan entre ellos. Pero hay algo que olvidan: el ser humano es la obra maestra de Dios, y fruto de esa naturaleza, es que el mismo Dios dejole en usufructo el resto de las maravillas creadas, para vivir y disfrutar de ellas, siempre con respeto y amor por lo creado. He ahí la verdadera y única Ecología.

Acabo con una cita del mas grande naturalista y ecologista español contemporáneo, Félix Rodríguez de la Fuente: “Hemos de hacer todo cuanto esté en nuestras manos, hemos de luchar […] juntos, unidos, tenazmente, para que no muera […] una roca redonda, inmensa, una roca con corazón de hierro y basalto, una roca con piel de agua y nubes, una roca con voz de trinos de pájaros y rumor de brisa, en la que se está mezclando con demasiada fuerza el estruendo de las máquinas inventadas por los hombres; una roca que viaja por el espacio tripulada por la especie humana y por todos los animales vivientes; una roca que a mi me gusta llamar planeta azul.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.