3/8/09

Reyes y frailes


Estaba agonizando don Juan II de Castilla, y le decía al religioso que le asistía en aquel doloroso instante:
- ¡Ay! ¡Hubiera yo nacido pobre y hubiera sido fraile en un convento y no rey de Castilla, y ahora me presentaría mas tranquilo ante el tribunal de Dios!

Dos siglos mas tarde moría también Felipe III y le decía a su confesor:
- ¡Quién hubiera vivido estos 22 años en las Tebaidas! (retiros en Egipto a donde iban a hacer penitencia los antiguos cristianos).

Recordando estas dos frases, exclamaba un sacerdote de la época:
- ¿Qué será que a la hora de la muerte todos los reyes hubieran querido ser frailes, y en cambio no sé de ningún fraile que hubiera deseado ser rey?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.