31/3/10

El espíritu vascongado





"¿Queréis saber por qué en aquellas tierras del norte, no hubo nunca pícaros ni mendigos? No llegó allí la centralización administrativa, ni con ella, el avispero de gorrones, empleados, caciques y vividores que le acompañan, nada de esto llegó a las provincias vascas. Ellas se administran de por sí, contribuyendo con un tanto las diputaciones provinciales a las cargas del Estado. No hay caciques ni mendigos, pero hay prosperidad y honradez.


Modelo de administración, son estos municipios y diputaciones que apenas tienen empleados, que premian el mérito y ayudan con pensiones a los que pueden sobresalir. No hay favoritismo. La enseñanza es obligatoria, y la justicia se aplica y es ciega de veras.


Si alguien dijera por qué tienen esos privilegios, y por qué no son como las demás provincias, habría que responderle preguntándole por qué no son las demás provincias como las provincias vascongadas. Si ellas han podido conservar esta manera tradicional de gobernarse que perdieron las demás provincias con el absolutismo de muchos reyes, ¿por qué la han de dejar y por qué, mas bien, no las imitan las demás provincias, en vez de tomar de los franceses la centralización, que ha dado tan malos resultados? ¿por qué no se vuelve en toda España a la manera vascongada, que es la tradicional española?


Admirable ejemplo de tesón también, el haber tenido que guerrear durante todo un siglo con los ejércitos de casi todo el resto de España, quedando solamente sometidos a viva fuerza. No es rebeldía del pueblo vasco, ni guerra contra España, de la cual jamás pensaron separarse; es simplemente la lucha del verdadero ser y alma española, independiente y libre."


Julio Cejador y Frauca (1915)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.