26/5/09

Las Querellas de Alfonso X el Sabio

Séanos permitido, citar aquí las dos únicas octavas que nos quedan de las Querellas, en que se lamentaba el rey de su mala ventura, que por la elevación de su estilo, por lo sentido de sus conceptos, hacen deplorar mas y mas la pérdida de las restantes. Dicen así:



A ti Diego Pérez Sarmiento, leal

Cormano e amigo e firme vassallo,

Lo que á mios omes de cuita les callo

Entiendo decir, plañendo mi mal:

A tí que quitaste la tierra é cabdal

Por las mias faciendas en Roma é allende,

Mi pendola vuela, escochala dende,

Cá grita doliente con fabla mortal:



Como yaz solo el rey de Castiella,

Emperador de Alemania que foe,

Aquel que los reyes besaban el pie,

É reinas pedian limosna é mancilla,

El que de hueste mantuvo en Sevilla

Diez mil de á caballo e tres dobles peones;

El que acatado en lexanas regiones

Foe por sus tablas e por su cochilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.