26/9/12

Fueros (II)


Yo bien sé Patria querida, que en la senda de la gloria, mas que lograr la victoria es fácil perder la vida; pero antes que envilecida, sucumbir a torpes mañas, jura contrastar las sañas de quien te persigue aleve, tumba abriéndote en la nieve que corona tus montañas.


Morir es mejor que humillarse a vil sentencia, arrastrando una existencia de oprobio y deshonor; suple al número el valor, vence a la fuerza el derecho, y si el río en cauce estrecho sus aguas al fin desborda...¡aumente su ira la sorda tempestad de nuestro pecho!

¿En las Españas nacimos y por sus fueros luchamos, para huir como los gamos porque el látigo sentimos? ¿Otras veces no vencimos? Pues mas vencerán ahora los que con fe redentora a mantenerlos se apresten, y con su grito contesten al de la Patria que llora. Llora, y no porque venza el vil interés su pecho; es que a herirla en su derecho, tirano poder comienza.

Miro pues tu aflicción, recordando tiempos mejores, y me arrancan tus clamores pedazos del corazón. Tu antiguo y noble pendón injuria el vil interés, mas vana la injuria es, si con bríos soberanos, quien supo alzarte en sus manos, sabe morir a tus pies.

Olóriz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.