28/4/10

El progreso moderno: El humanitarismo y el eclecticismo


Sí, la razón filosófica moderna ha hecho muchos progresos; se progresa en la civilización moderna, EN LAS ESPECULACIONES DE LA MENTIRA, EN LA MALA FE, EN EL GOCE DE LA MATERIA, EN LAS INJUSTICIAS, EN LA INMORALIDAD, EN LA LICENCIA LIBERTINAJE, EN LO ABSURDO DE LAS IDEAS, EN LO QUIMÉRICO DE LAS CÁBALAS, EN LAS DEMENCIAS DE POSEER ORO, EN LA IMPUDENCIA DE LAS AFIRMACIONES, EN LAS FÁBULAS INVENTADAS Y ENSEÑADAS POR CATEDRÁTICOS DE HISTORIA EN LAS CÁTEDRAS PÚBLICAS, SE PROGRESA EN LOS SOFISMAS DEL RAZONAMIENTO, EN LA PROSTITUCIÓN DEL TALENTO, EN EL ABUSO DEL LENGUAJE, EN LA INSOLENCIA DE LA BLASFEMIA, EN LOS ROBOS SACRÍLEGOS, EN EL ÚLTIMO EXCESO DEL MAL; EN USURPACIONES, EN EL IMPERIO DE LA FUERZA BRUTA: en una palabra, el progreso que tanto se blasona, es el progreso del mal cuyos genios son los "filósofos ateos".

Si se le deja, en no pocos años acabará en Europa y el mundo con la Religión, base del edificio social, y por consiguiente con todo orden, que es la esencia de la Belleza, con toda civilización, con toda sociedad, con la humanidad entera acabará también. LA IMPIEDAD ES LA BASE DEL PROGRESO MODERNO, LA AVARICIA DESBORDADA Y LA SENSUALIDAD SIN LÍMITES: he aquí la causa de que el paganismo esté hoy triunfante después de haber sido sepultado por el Catolicismo al pie del Gólgota.

Todas las falsas doctrinas que hoy levantan cabeza en medio del Catolicismo con escándalo de la Cristiandad, vienen del protestantismo liberal, y se propagan y se imponen por el auxilio prestado por los violadores de todo derecho como el mejor medio de hacer ateos a los pueblos y necesarios a los tiranos, como los que por equivocación OCUPAN UN TRONO HACIENDO IMPÍA A UNA NACIÓN CRISTIANÍSIMA, con la hipocresía mas refinada que jamás presenciaron las columnas que sostienen el firmamento, y la avaricia sin límites.

A ESAS TIERRAS DE HEREJÍA ES A DONDE VAN A BUSCAR UTOPÍAS ESOS TRISTES TRAFICANTES DE IDEAS, QUE ESPECULAN SOBRE LOS PENSAMIENTOS AJENOS, INCAPACES DE PRODUCIR COSA ALGUNA POR SÍ MISMOS.

De allí nos vienen las dos grandes sectas: EL ECLECTICISMO: que ha llegado a ser después Racionalismo, no es mas que el filosofismo de la razón crítica, de la razón pura de Kant, puesto al alcance de los ateos. EL HUMANITARISMO: es el panteísmo nebuloso de Fichte, Krausse y Hegel, demostrado con sus abstracciones vacías de sentido, convertidas en realidades sensualistas; por la pretendida regeneración del hombre y la sociedad.

Ambas dos, son la misma cosa: al partir de la negación que el hombre es la obra de Dios, quiere hacernos creer en la monstruosidad de que el hombre, salido no se sabe de dónde ni cómo, era primitivamente un ser salvaje; esto es hacer la apoteosis de la razón, la deificación del hombre y el aniquilamiento de Dios. AMBAS DOCTRINAS, SON EL ARTE DE ELEGIR ENTRE TODOS LOS ERRORES, CON EXCLUSIÓN DE LA VERDAD. Los humanitaristas son mas extravagantes si cabe: reducen todos los panteísmos a querer establecer lo sensible como base única de toda moral, de toda ley, de todo deber; convertir la sociedad humana en una aglomeración de dementes coléricos, persuadir que hay que entregarse a las pasiones para armonizar a estas mismas pasiones, y luego divinizarlas y santificarlas como santifican a los regicidas.

LA RAZÓN HUMANA SE AFANA EN BUSCAR EN LA TIERRA LO QUE DEBE ESPERAR EN EL CIELO; AL HOMBRE PIDE LO QUE DE DIOS RECIBIR DEBE.

Salvo rarísimas excepciones, ni ellos mismos creen en sus propios sistemas, pues a lo que aspiran es a que esas doctrinas les sean útiles; nacen para vivir a costa de los bobos. Su eclecticismo, su racionalismo, su parlamentarismo, la libertad y el bien público, etc...etc...etc...son voces con que deslumbran a los necios: y ellos mismos se mofan de todo lo que dicen. El conde de Maistre al hablar de los filósofos del S. XVIII, dice: "Ni uno solo conozco que merezca el título de hombre de bien". La pretendida independencia de su razón no es mas que el servilismo de esta misma razón a toda clase de errores; la esclavitud de sus pasiones y vicios, ésta es su independencia. La fuerza tan ponderada de su carácter es débil, pusilánime, pues ningún esfuerzo saben hacer para elevarse sobre sí mismos. El sofisma, la seducción y la anarquía forman su bello ideal.

No hay medio de encontrar dos filósofos modernos que estén de acuerdo con su propia razón, por eso es tan fácil refutarlos por sus propios principios, pero aun así, LA HEREJÍA, EL ISLAM Y AUN LA IDOLATRÍA, LOS ENCUENTRAN TOLERANTES, INDULGENTES, HASTA BENÉVOLOS; MAS CON RESPECTO AL CATOLICISMO, SOLO LE PROFESAN UNA ANTIPATÍA HORRIBLE Y VENGATIVA. El error, cualquiera que sea su forma y su traje, los atrae, los interesa, los arrebata y los deja encantados como se quedó Don Quijote en el encantamiento de la cueva de Montesinos.

Seres pobres, pobres seres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.